martes, 13 de abril de 2010

Cap. 27 Un nuevo amigo y una anécdota sobre nunca subestimar a mi hermano =D

-Ma per favore non piangere (no llores mas por favor)- me dijo mientras me consolaba .
-Es que soy una egoísta, a pesar de que se que se pondrán en peligro quiero que me saquen de aquí. Soy una cobarde. -le dije entre sollozos.
-No es cierto. Sabes? Si fueras una cobarde te hubieras escondido de Demetri para que no te trajera. Eres muy valiente. -me dijo en un intento, inútil, por recobrar mis ánimos. Me estremecí al recordar ese momento tan feo que había ocurrido en el bosque. Los ojos rojos y hambrientos de Demetri me miraban como si fuera a morderme en ese mismo instante. De pronto la voz de mas o menos 5 vampiros hicieron que volviera al presente, a mi cruel realidad.
-Debemos de sacarla de aquí antes de que lleguen, ya oíste a Scarlet. Ellos vendrán preparados con todos y cada uno de los vampiros de la otra vez. Ellos no quieren pelea y a nosotros no nos conviene pelear. Tendríamos muchas bajas... Perder a grandes vampiros con poderes como Jane sería desastroso... No podemos exponerlos ante este problema.
No podía creerlo, la lucha tal vez se podía evitar, mi familia no tendría que luchar por mí. Era en verdad sorprendente. Luego tres voces, a coro, respondieron.
-No! Tenemos que luchar, Aro, Marco y Cayo quieren a Renesmee, Bella, Alice y Edward. Y se los vamos a conseguir, cueste lo que cueste.
Las últimas palabras resonaban en mi cabeza.

Cueste lo que cueste.
Cueste lo que cueste.
Cueste lo que cueste.
Cueste lo que cueste.

Mi mirada era ausente, viendo hacía el horizonte, ya no me importaba nada solo quería conseguir salvar a mi familia, no quería que vivieran el infierno que yo estaba presenciando en ese momento.
-Renesmee... en qué piensas? -me preguntó. No le prestaba mucha atención pero intente responderle ocultando mi mueca de angustia, dolor y pánico.
-En nada, solo... te puedo hacer una pregunta? -dije intentando hacer algo por mi familia.
-Por supuesto. -dijo algo confundido.
-¿A todos los de la guardia Vulturi se les dio a escoger si querían unirse a Aro, Cayo y Marco o solo los amenazaron como a mí? -le pregunté mientras en mi pequeña mente se hacía un plan para, por lo menos, salvar a mi familia de los 3 Vulturi principales.
-Pues la mayoría está aquí por amenazas excepto Jane y Alec y algunos más.
-Umm... -dije mientras pensaba y perfeccionaba mi idea. -¿Tú por qué estás aquí?
-Amenazas. -dijo mientras hacía una mueca de dolor.
-Supongo que es una muy triste y aterradora historia como la mía así que no preguntaré, tu eres muy amable al no preguntarme la mía así que seré igual de amable contigo-dije dedicandole una sonrisa al mismo tiempo.
-Gracias. -dijo haciendo una falsa sonrisa.
-De nada. -le dije sonriendo.
-Eres muy... hermosa. -dijo y depués sentí como la sangre subía a mi cara.
-Emm... gracias. -dije dudando.
-De nada, es la verdad y no pienso retractarme. -dijo firmemente.
-De acuerdo, de acuerdo, esta... ¿bien?
-Por supuesto. Bien, me tengo que ir, hay algunos asuntos pendientes que tengo que tratar con Aro, Cayo y Marco.
Menciono sus nombres con tanto respeto que no me hubiera sorprendido que se hubiera incado o hubiera hecho una reverencia.
-De acuerdo, está bien. -dije con pesar.
-Le diré a Sara que venga y así no te sientas sola. -me dijo al mismo tiempo que me guiñaba un ojo.
-Si... emm... gracias. -empezaba a sentirme incómoda.
Se fue. Me dejaba sola en ese lugar sin escapatoria, sin salida, mi dolor no podía ser peor, simplemente, era imposible, y cuando estaba sola todo empeoraba. La soledad siempre había sido mi mayor miedo y, al parecer, todas mis pesadillas se estaban volviendo realidad.
Era una egoísta y lo sabía pero, ya no soportaba ni un minuto más allí. Me puse a llorar, de nuevo. Me llevo bastante tiempo controlarme, justo antes de que Sara tocara a mi puerta.
-Puedo pasar? -pregunto con su voz como de flauta.
-Por supuesto, adelante. -dije intentando controlar mi voz y mi llanto.
-Has estado llorando? -me preguntó al mismo tiempo que cruzaba mi puerta.
-Emm... no -mentí.
-De acuerdo. -me dijo fingiendo creerme.
-¿Por qué estás aquí con los Vulturi? Está bien si no quieres decirme. -dije intentando quien más podría estar de mi lado.
-Es una muy larga historia, todo comenzó en un día más o menos soleado, aquí en Volterra. Los Vulturi vieron en mí a alguien que creyeron tendría unos dones extraordinarios y no se equivocaron.
-¿Cuál es tu don? -dije interrumpiendola, me sonroje. -Uy! siento interrumpirte.
-No hay problema, puedo convencer a las personas... soy muy persuasiva y también le caigo bien a todos, es una cualidad.
-Que bien!
-Si, bueno continuaré con la historia. Ellos me presentaron a todos cuando todavia era fea... realmente no era bonita, todos se asustaron un poco, todos querían probar mi sangre, Aro se vió en la necesidad de convertirme en una vampira inmediatamente antes de que acabaran conmigo. Creo que sabes el resto de la historia, no me puedo ir porque simplemente ellos me criaron, me transaformaron cuando tenía 14 pero antes, como mi madre no se preocupaba por mí, no conocí a mi padre, y ellos desde pequeña me traían y me daban clases, tecnicamente ellos me criaron, no puedo dejarlos, aunque es lo que más quisiera.
-Siento haberte preguntado. -le dije de corazón.
-No hay problema. Me tengo que ir, Giovani me llama, adiós. -me dijo.
-Si, no hay problema. -le respondí. Y ella se fue dejando que la soledad acabara conmigo.
Me quede dormida en el pequeño sillón del cuarto, no era muy cómodo pero no pude llegar a la cama. Jake. Jake. Jake. Él fue con lo que soñe. Estabamos en un campo, solos, el acariciaba mi pelo con sus manos mientras yo estaba recargada en su pecho. Me sentí feliz y cómoda allí, como si todo estuviera bien, aunque en el fondo sabía que no era así.
De pronto todo mi escenario se transformo, Jake corría huyendo de... mí.
Desperté sobresaltada, gritando y con una ligera capa de sudor en mi frente.
No soportaba seguir ahí.
-¿Estás bien Renesmee? ¿Te desperté? -me dijo Angelo de las sombras. Seguro vino por mis gritos.
-Emm.... no, no te preocupes. -le dije sonriendo mientras pensaba en que tal vez el podría como alguna vez fue Jake para mamá, mi escapatoria al dolor tan grande que sentía.
__________________________________________________________
OLaaa niñaaas!! cmo tan?? lo siento no haber subido antes pero queria qe sta cap qedara perfecto y pues este es el resultado de mi esfuerzo, a mi me gusto ojalá a ustedes tambien. XOXO Danish!!! (cuando al final del cap, de mis comentarios ii todo ponga Danish!!! ya saben qe soii Daniela ¿ok?, sii sii iia se qe pbservacion tan estúpida pero bueh! qe le hago?? iia lo escribi ii no pnso borrarlo XD) bnbn tambn antes de iirme les cnto qe mi hermano en-lo-que-cio me lanzo mi frapuccino en la cabeza mntras me gritaba: "te dije qe te tragarias tus palabras wahaha" (le dije que no habia salido vengativo cmo iio haha sisi qe infantiil!) bnoo las qiiero chicas comenten ciiaooo

2 comentarios:

  1. Pasate x mi nuevo blog!

    http://mii-liife-everyy-dayy.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. hola
    me encanta tu blog
    oye pasarias x mi blog
    mylifelove-mel.blogspot.com
    es mi diario sin nada raro

    ResponderEliminar

HolazZzZ!! grax por comentar XD